Tratamiento Rinitis, Sinusitis y Conjuntivitis en Granada

rinitis conjuntivitis sinusitis granada

Rinitis y Conjuntivitis Alérgica

Rinitiscausas que lo provocan

Consiste en un trastorno que suele afectar a nuestra mucosa nasal produciendo obstrucción nasal, estornudos, secreciones nasales e incluso la posibilidad de perder parte del olfato. La rinitis o rinoconjuntivitis puede indicar que la persona que la padece tenga una especial predisposición y la posibilidad de desarrollar en el futuro los síntomas del asma, como tos seca, falta de aire, sibilancias, etc.

Si sufre de forma reiterada de rinitis le aconsejamos que acuda a su especialista para el estudio y eventual establecimiento de medidas de tipo preventivo que eviten la aparición de asma o sirvan para el tratamiento precoz de la misma.

Entre los alérgenos más importantes por los cuales podemos sufrir este tipo de patología y que más habitualmente forman parte de nuestras vidas, están los pólenes, los ácaros del polvo doméstico (parásitos más pequeños que la punta de un alfiler), así como la saliva, los epitelios u orina de animales como los gatos, perros y hámsters y algunas especies de hongos atmosféricos.

También el factor alergizante puede encontrarse en el lugar de trabajo, dando origen a lo que se denomina rinitis ocupacional, es decir, que en el lugar de trabajo, debido a alérgenos como las harinas de cereales, como en ocurre en las panaderías, en fábricas de piensos, en las de alimentos precocinados, etc., también las enzimas proteolíticas que se encuentran en las fábricas de detergentes, de medicamentos, harinas, y también en las maderas tropicales, llegando a producir rinitis.

Conjuntivitis: la patología y sus causas

Consiste en una inflamación de la conjuntiva, debido normalmente a virus, bacterias o una reacción alérgica al polvo, moho, la caspa de los animales o al polen, viéndose también irritada debido al viento, polvo, humo y otros agentes que provocan la polución en el aire. Además, puede ocurrir en muchas ocasiones, debido a un resfriado común o un brote de sarampión. La luz ultravioleta de una soldadura eléctrica de arco, una lámpara solar o incluso la intensa luz solar reflejada en la nieve pueden irritar la conjuntiva.

La conjuntivitis puede aparecer si estamos en contacto con manos o toallas infectadas, teniendo un origen viral, ya que los virus de una persona infectada se propagan por el aire, o bacteriano, en cuyo caso se produce por una acumulación de bacterias en el ojo que pueden proceder de cualquier otra infección producida en alguna zona del organismo. También puede ser una irritación causada por agentes químicos, viento, polvo, humo o cualquier otro tipo de polución ambiental.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Aceptar

Política de cookies